800 euros al año: ahorra bebiendo agua del grifo

ahorrar bebiendo agua del grifo

Un vaso de agua fresca es la mejor manera de calmar la sed (y más en verano con las temperaturas extremas). Somos 60% agua, y, aunque muchas veces la subestimemos, es el nutriente más relevante para nuestro organismo. El litro y medio de agua diaria (punto extra si subimos a dos) es indispensable para mantener nuestra buena salud. 

Entonces, ¿por qué algo tan esencial y básico nos cuesta tanto? ¿Te has parado a pensar lo que podrías ahorrar si dejaras de consumir agua embotellada? Justo de eso vamos a hablar en el post de hoy. ¿Comenzamos?

¿Beber agua del grifo o embotellada?

Antes de meternos en materia, es importante recordar que cualquier agua de consumo humano (y por tanto también el agua del grifo) es potable y saludable. Y es que seguro que has oído en muchas ocasiones el falso mito de que el agua del grifo es menos saludable que la mineral. 

Lo único cierto es que el agua embotellada siempre tiene la misma composición y los mismos minerales, mientras que el agua del grifo puede variar según el clima, los minerales con los que esté en contacto, y por supuesto la localización. 

Eso sí, si hablamos de envases, el plástico no sale muy bien parado. Es un material impermeable al líquido y la humedad, pero no a los olores. Por tanto, la capa fina de plástico de las botellas puede fácilmente absorber olor, que luego afecta al sabor. Teniendo esto en cuenta, el mejor material para almacenar agua es el vidrio, impermeable a olores y líquidos. 

Aunque el agua del grifo sea perfectamente potable en toda España, un filtro de agua para casa permite reducir el cloro, los trihalometanos, la cal y otras sustancias que alteran su sabor. Solo tendremos que abrir el grifo para rellenar nuestra botella o jarra de vidrio, y obtener un agua blanda, con un sabor agradable, saludable, sostenible y, como veremos a continuación, muy económica. 

¿Cuánto cuesta beber agua del grifo?

Vamos a poner sobre la mesa algunos datos: 

  • Cada español gasta una media de 120 litros de agua al día, la mayoría en higiene personal (solemos gastar unos 90 litros en una ducha). 
  • El metro cúbico de agua del grifo (1.000 litros) cuesta unos 1,7 euros, es decir, unos 0,0017 euros el litro. 

Por tanto, el precio de esta cantidad de agua no puede ser muy elevado, sobre todo si lo comparamos con 120 litros de agua embotellada. Pero vamos a ser mucho más precisos: hagamos una comparación.

Los precios del agua embotellada en un conocido supermercado español oscilan entre los 0,5  y los 0,6 euros por botella de litro y medio. Unas 205 veces más cara que los 0,0017 euros por litro de agua del grifo. Esta diferencia tiene una explicación muy clara, y es que la gran mayoría del precio del agua embotellada viene del envase, el transporte, su distribución y la publicidad.

Lo cierto es que, pese a que el grifo nos ofrece agua abundantemente y a un precio muy bajo, España es el cuarto país de la Unión Europea productor de agua embotellada (según la Federación Europea de Aguas Envasadas).

Son números bastante asombrosos. Sobre todo si hacemos cálculos y nos ponemos a fantasear. ¿Cuánto ahorraría si dejo de beber agua embotellada un mes? ¿Y un año? ¿Qué podría comprarme si estoy cinco años bebiendo agua del grifo?

Cuánto gastamos y cuánto podemos ahorrar bebiendo agua del grifo

Con estos datos ya podemos hacer una aproximación de lo que puede ahorrar una familia media (pongamos de cuatro personas) durante una cantidad determinada de tiempo sin comprar agua embotellada. Recapitulemos las cifras:

  • Un litro de agua del grifo cuesta una media de 0,0017 euros
  • Un litro y medio de agua embotellada cuesta una media de 0,55 euros

Solo nos falta un dato (y vamos a ser realistas), pongamos que bebemos un litro y medio de agua diaria. Con estos tres datos, ya podemos hacer una comparativa de lo que podríamos ahorrar bebiendo agua del grifo en lugar de embotellada. ¡Vamos allá!

Ahorro (en €)
Un mes bebiendo agua del grifo17,05 
Un año bebiendo agua del grifo200,8
Cinco años bebiendo agua del grifo1004
10 años bebiendo agua del grifo2008

Estas cifras, multiplicadas por los cuatro integrantes de la familia, nos da como resultado un ahorro de unos 800 euros al año, unos 4.100 euros al cabo de cinco años sin comprar agua embotellada y unos 8.300 euros al cabo de 10. 

En pocas palabras, pasarse al agua del grifo nos puede ayudar a ahorrar 800 euros al año (por no hablar del ahorro de contaminación al planeta). Si empezamos a multiplicar, podemos llegar a cantidades importantes de dinero a partir de los pocos años. Imagínate, por ejemplo, unas vacaciones a Tailandia con dos años sin comprar agua embotellada, o incluso un coche a partir de los 10. Y tú, ¿a qué esperas para ahorrar bebiendo agua del grifo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − seis =