Descubre la importancia de la calidad del agua para beber como para cocinar. Sin embargo, seguro que hemos oído alguna vez que ciertas recetas quedan mejor con agua del grifo de un determinado punto de nuestra geografía que con otro tipo de agua. También hay quien se pregunta sobre las hipotéticas consecuencias de beber agua del grifo.

Queremos desmontar unos cuantos mitos sobre el agua y dar alguna explicación a estas afirmaciones, así como recoger algunos consejos relativos a la utilización del agua en la cocina que tienen que ver tanto con la sostenibilidad como con la salubridad o incluso la búsqueda de la perfección de las recetas.

Muchos de estos consejos no son de aplicación en España, donde, en general, es bueno beber agua del grifo ya que esta es de gran calidad y está sometida a exhaustivos controles.

Sin embargo, en otras partes del mundo o en situaciones donde no estemos conectados a la red de agua potable será interesante estar debidamente informado.

¿Es malo beber agua del grifo?

Empezamos por el principio: en nuestro país no es malo beber agua del grifo, al contrario: el agua del grifo es potable, segura y de gran calidad.

Tampoco está demostrado que sea malo beber agua con cal o agua dura como ocurre con el agua del grifo de algunas zonas, como la cuenca mediterránea. La cal (o los minerales que la forman) están presentes de forma natural en ella. Son una simple característica del agua para nada incompatible con una buena calidad.

Afortunadamente no necesitamos hervir el agua del grifo para beber. Es cierto que en otros lugares del mundo no cuentan con la fortuna de tener una red de potabilización, distribución y control de calidad del agua como la que gozamos aquí.

En otras latitudes y situaciones el ser humano se ve en situaciones en las que se las tiene que ingeniar solucionando problemas de clorado o pensando cómo hervir agua para poder beberla.

Un buen consejo en estos casos es adquirir pastillas potabilizadoras en una farmacia, por ejemplo, o transportar lejía y un medidor de gotas y aprender bien las proporciones necesarias para una potabilización de emergencia.

¿Tiene calidad el agua del grifo para cocinar?

Con el agua que sale de nuestros grifos podemos cocinar lo que nos propongamos, sin poner en riesgo nuestra salud.

Sin embargo, no se puede cocinar con agua no potable, por lo que insistimos en que ante un viaje o una situación donde no tengamos acceso a un grifo de agua potable, es muy importante estar debidamente informado.

Y es que, aunque la ebullición elimine la mayoría de microorganismos presentes en el agua, la que obtenemos de nuestros grifos se ha sometido a diversos procesos, físicos y químicos, que eliminan todo aquello que puede hacernos daño.

Querrás Beber agua del grifo

Ante la necesidad de cocinar con agua sospechosa de no ser potable, insistimos en la necesidad de clorarla con lejía o con pastillas potabilizadoras. Y esto se hace especialmente relevante en el proceso de lavado de alimentos que se van a consumir crudos.

Así pues, ya sabemos que en España beber agua del grifo es sano, cocinar con agua del grifo es seguro y que la comida cocida en el agua que sabe de nuestros grifos es perfectamente comestible. Pero puede ser que para algunos los olores y sabores del agua del grifo no nos permita obtener un sabor esperado en nuestra comida.

En estos casos, existen soluciones muy sencillas para que el agua del grifo recupere un sabor fresco y limpio (sin modificar su calidad).

Con los filtros de Tuawa no solo mejorará el sabor de tu vaso de agua o del agua que llevas contigo a todas partes en tu botella portátil. Puedes, además, si vives en una zona donde el agua presenta sabores que no te agradan, eliminarlos también de tus recetas.

Con una solución que se instala de manera fácil y sin obras bajo el fregadero (incluso puedes hacerlo tú mismo con la ayuda de un videotutorial), tus recetas pueden verse potenciadas.

Lo que sí deberás tener en cuenta es que, con las aguas duras, se suele requerir un mayor tiempo de cocción de los alimentos. Pero hablamos de pocos minutos que en la práctica apenas suponen diferencia.

No importan las maneras de cocer: sea al vapor o sumergiendo el alimento en agua, con el agua filtrada de Tuawa vas a obtener un sabor impecable y una mineralización natural que te aporta oligoelementos presentes en el agua de forma natural.

De este modo, tus únicas preocupaciones serán cómo cocinar un determinado alimento, porque Tuawa se encargará de que el proceso sea sin sabores indeseados y con toda la calidad.

Si tienes alguna pregunta adicional, nos encantará ayudarte con una respuesta informada: puedes dejarnos un comentario con cualquiera de tus dudas sobre nuestras soluciones de filtrado: ¡Nos encanta hacerte la vida más fácil!

Oferta de solución de filtrado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 15 =