Los filtros de agua son soluciones que, en nuestro territorio, contribuyen a mejorar las propiedades organolépticas del agua del grifo, que ya cuenta con una excepcional calidad. Son filtros para agua potable, aunque en otras partes del mundo responden a otras necesidades de salubridad y potabilización. 

Por eso, escoger un filtro de agua doméstico responde al deseo de mejorar la experiencia de beber agua del grifo. Pero dada la abundante variedad y oferta en el mercado, a veces resulta complicado saber cómo elegir un purificador de agua o filtro de agua. 

Queremos ayudarte a diferenciar los diferentes tipos de filtros de agua domésticos, a no dejarte llevar por el “qué filtro de agua me recomiendan” y a valorar por ti mismo la información para no incurrir en errores que pueden traducirse en resultados indeseados o desperdicio de tiempo y dinero. 

Estos errores al elegir filtro de agua para casa son habituales, pero después de leer este post no te hará falta efectuar la típica consulta de filtros de agua y opiniones y tu decisión estará mucho más fundamentada. Los recogemos en esta lista:

Querrás Beber agua del grifo

1 Olvidar la calidad del agua del grifo

¿Estás pensando adquirir un prefiltro de agua doméstica para eliminar contaminantes? Entonces quizá estás obviando que el agua que sale de tu grifo es un agua de excepcionales cualidades. Ha recibido los tratamientos estrictos que la normativa española establece y que hacen de ella un agua de una calidad indiscutible.

Así que tal vez quieras mejorar su sabor, o evitar alguna mancha de cal, pero recuerda siempre que tu agua no necesita ser purificada ni potabilizada. Es importante saber que, aunque no en todas partes del mundo cuentan con esta seguridad, el agua de tu grifo sí es segura y salubre.

2 Desconocer las opciones tecnológicas existentes, sus pros y sus contras

Al empezar a buscar encontrarás soluciones de ósmosis y de carbón activado o carbón activo. Ambas devuelven el buen sabor al agua pero también la afectan de manera distinta. Los filtros de ósmosis eliminan la mineralización natural del agua, que es inherente a la morfogeología del lugar de origen de nuestra agua y aporta minerales a nuestro cuerpo. 

Y para ello necesitan diluirlos en parte del agua potable que pasa por el grifo, por lo que se produce un mayor gasto o desperdicio de agua. Sin embargo, los grifos de carbón activado, como los de Tuawa, no producen este gasto extra ni eliminan los minerales que, de forma natural, están presentes en el agua.

3 Desconocer las opciones de ubicación de los filtros de agua

En el mercado existen disponibles filtros de agua para edificios, que por tanto son filtros de agua para toda la casa. Estos filtros para la entrada general de agua (conocida como acometida de agua) implican una toma de decisión conjunta de la comunidad de vecinos en viviendas no unifamiliares. 

En estos casos no todo el mundo suele estar de acuerdo puesto que el sabor y olor del agua no afecta a todo el mundo por igual, y hay quien simplemente considera idónea el agua del grifo.

Ni que decir tiene que colocar un filtro de agua para la tubería principal va a requerir de la intervención de una persona especializada porque se trata de instalaciones que no todos sabemos ubicar ni mucho menos manipular.

Así que quizá, antes de colocar un filtro en la entrada de agua de la vivienda prefieras echar un vistazo a soluciones mucho más sencillas que se colocan bajo el fregadero, como las soluciones de Tuawa. No se trata de un filtro de agua a la entrada de la casa, sino de uno ubicado en el lugar en el cual llenamos nuestro vaso para beber: el fregadero de la cocina.

4 Dejarte llevar simplemente por el precio

Calcular el precio total tiene que incluir un cálculo de los recambios necesarios, del tiempo invertido en instalar un filtro o las horas de trabajo y materiales de un profesional si es que son necesarias las obras y un largo etc. Así que dejarte llevar por un precio bajo inicial puede hacerte perder de vista otros gastos importantes.

5 No tener en cuenta los residuos generados por el filtro

¿Cuántas veces es necesario cambiar el filtro colocado sobre el grifo de agua? Seguramente muchas, puesto que se trata de una solución de pequeño tamaño. Buscar soluciones con un cambio a largo plazo (en Tuawa es anual) permite ahorrar tiempo, dinero, preocupaciones y residuos.

6 No tener en cuenta la comodidad ni las prestaciones

Los filtros de agua son confiables, está claro, pero, ¿son cómodos de instalar, usar y mantener? Si requieren obras en su instalación como en el caso de los filtros de ósmosis o si se trata de una adquisición a un simple distribuidor sin más garantías ni servicios complementarios, puedes verte en la situación de un grifo que no funciona y que al final te supone una inversión de tiempo.

Para evitar frustraciones, es mucho mejor optar por servicios completos con transporte, averías, teleasistencia y contacto, como los de Tuawa, que aseguren una larga vida a tu solución y una satisfacción como cliente garantizada.

7 Optar por soluciones “milagrosas” o poco fundadas

La ciencia es lo que hace que se pueda mejorar el sabor del agua sin que esta pierda sus propiedades ni cualidades. Desconfía de soluciones milagrosas o que se vendan en lugares poco apropiados, puesto que probablemente no tengan ningún fundamento y puedan resultar poco útiles.

8 No pensar en el soporte técnico posterior

Una vez adquirida una solución de filtrado, ¿Tienes a quién llamar para preguntar cualquier duda sobre su funcionamiento? En Tuawa nos centramos en crear usuarios satisfechos y por eso proporcionamos servicio de mantenimiento y averías. 

9 Confiar en marcas desconocidas

Todos los fabricantes pueden tener su oportunidad en el mercado, pero con el agua de beber es mejor no jugársela y buscar a expertos en agua potable. En nuestro caso contamos con la unión de fuerzas y tecnologías de Global Omnium, expertos en llevar agua potable de calidad a tu casa, y BRITA, una marca que sabe de agua con buen sabor.

10 Desconocer las repercusiones medioambientales de nuestra elección de filtros de agua

Existen soluciones que generan muchos residuos al requerir cambios frecuentes de filtro, y otras que además desperdician agua. Todo esto soluciona el problema del sabor, pero agrava los muchos que ya existen en relación con el medio ambiente.

Los filtros de agua de Tuawa requieren un solo cambio anual, tras el cual se trata de darles una segunda vida útil a los materiales implicados. Y no desperdiciamos la valiosa agua potable que sale de tu grifo, sino que devolvemos el buen sabor hasta la última gota. 

¿Quieres probar nuestra solución? Te ofrecemos la posibilidad de probarlo 30 días sin compromiso. Contáctanos y vuelve a beber agua del grifo… ¡sin cometer ningún error!

Oferta de solución de filtrado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 1 =