Seguro que has oído hablar en muchas ocasiones de la dureza del agua y de métodos para combatirla, pero ¿sabes realmente en qué consiste? Te lo explicamos desde nuestro blog, donde queremos que puedas encontrar toda la información que necesitas sobre las características y curiosidades del agua.

Se trata de una característica de la misma que no tiene por qué representar un problema pero sobre la que sí conviene saber unas cuantas cosas. Y es que el agua potable puede presentar distintos niveles de dureza que inevitablemente afectan a sus propiedades organolépticas.

¿En qué consiste la dureza del agua?

Como ya os hemos comentado en otras ocasiones, en el agua que bebemos y de forma natural están disueltos ciertos minerales. Estos no son malos para nuestra salud sino más bien al contrario, son oligoelementos que nos aportan nutrientes que necesitamos.

En particular la dureza se mide según los niveles de sales de magnesio, calcio (ese mineral tan importante para nuestros huesos), manganeso y otras sustancias llamadas carbonatos. Si tiene un porcentaje alto, es un agua con dureza, y si tiene pocos será un agua blanda.

En algunas zonas, como la cuenca mediterránea, es habitual que el agua proceda de entornos ricos en roca caliza y que por tanto tenga un nivel importante de dureza.

El comportamiento de estos dos tipos de agua suele ser distinto. Por ejemplo, cuando aplicamos jabón a un agua dura, necesitamos una mayor cantidad para producir una cantidad de espuma deseable. Tampoco es igual la sensación al ingerirla y ni al bañarse en ella.

Pero sobre todo, la principal diferencia reside en la presencia de cal en aguas duras, un inconveniente para algunas instalaciones y para el consumo de agua del grifo.

¿Es la dureza del agua mala para la salud?

Lo cierto es que no, el agua dura no es peor para la salud de las personas que el agua blanda. La propia OMS se ha pronunciado en este sentido en diversos estudios. De hecho, el agua dura nos está aportando una dosis extra de magnesio y calcio. Y ni siquiera se han establecido límites máximos de consumo porque no hay evidencias de que su mineralización constituya un perjuicio para la salud.

Este extremo ha sido revisado en numerosas ocasiones por la organización internacional y en todas ellas ha concluido en que el agua dura no es mala para el organismo humano. Además, su aporte de magnesio podría ser un aliado perfecto en la protección contra las enfermedades cardiovasculares.

Y en situaciones de osteoporosis el consumo de la combinación de magnesio y calcio podría aportar a los huesos una nutrición extra.

¿Qué es la cal que encontramos disuelta en el agua potable?

La cal no es otra cosa que el residuo sólido y generalmente de color blanco que generan las sales minerales de las que os hemos hablado. Esta se puede acumular en tuberías, grifos y alrededores, cafeteras, ollas, etc.

Puede ser molesto pero como hemos avanzado no representa un peligro para la salud de las personas. Sencillamente al interactuar con el cloro –necesario para la potabilización del agua– da lugar a olores y sabores.

¿Cómo podemos combatir la dureza del agua?

Por tanto, es posible que vivamos en áreas donde el agua presenta una gran dureza y eso cause algunas molestias como manchas de cal en grifos y otros utensilios. Eliminarla es bastante sencillo, ya que existen múltiples remedios caseros y profesionales.

Sin embargo, el mejor método siempre es evitar la molestia. Si conseguimos que de nuestro grifo de la cocina salga un agua más baja en estas sales minerales, estaremos logrando evitar manchas y malos sabores. Y conseguirlo es tan sencillo como utilizar el sistema mypure Pro X2.

Querrás Beber agua del grifo

Cómo nos ayuda el sistema mypure Pro X2 de Tuawa a combatir la dureza del agua

Esta solución que se coloca bajo el fregadero consigue reducir en parte la dureza del agua gracias a su sistema de filtrado de carbón activado y a su intercambiador de iones. Incorpora un grifo extra a través del cual obtenemos la misma calidad de agua que llega hasta nuestras casas a través del suministro, pero con una cantidad menor de cloro, trihalometanos, cal, metales y otras sustancias que modifican el sabor y olor del agua.

La principal ventaja del sistema mypure Pro X2 de Tuawa es que no produce desperdicio de agua y por tanto es una solución medioambientalmente responsable (pensemos también que con soluciones así es posible dejar de beber agua embotellada).

Su colocación es sencilla, no requiere de obras y puedes hacerla tú mismo con la ayuda de un vídeo tutorial o incluso de teleasistencia. Aunque si no quieres hacerlo, puedes contar con un técnico especializado para que te lo coloque bajo el fregadero.

Además te lo traen a casa, no requiere más que un cambio de filtro al año y tendrás cubierta cualquier reparación o eventualidad.

Otros métodos para eliminar la dureza del agua

Además de nuestro filtro, en el mercado encontrarás, entre otros, sistemas de osmosis inversa. Estos sistemas de filtrado eliminan la dureza del agua puesto que eliminan los minerales disueltos en ella, y esta no es una solución perfecta, puesto que muchos de ellos son necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Y no hay que perder de vista que para expulsar estos residuos necesitan inevitablemente desperdiciar algo de agua potable.

Por tanto, la dureza del agua no es una característica necesariamente mala ni que ponga en peligro nuestra salud, pero sí podemos evitar alguna consecuencia menor como el mal sabor u olor a través de una solución sencilla como la que hemos desarrollado uniendo el buen hacer de Global Omnium y la gran experiencia de BRITA en filtrado de agua.

Si te interesa saber todo sobre el agua que consumimos en nuestros hogares, te esperamos en nuestro blog, donde encontrarás consejos, curiosidades, información sobre el cuidado del medio ambiente y mucho, mucho más. ¡Te esperamos!

Oferta de solución de filtrado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =