Tuawa

Logo TUAWA
reto 7 días zero waste

Reto 7 días zero waste

Metas, objetivos, propósitos, libretas con listas infinitas y sobre todo muchas ganas y expectación… Así es como más de uno solemos dar comienzo al nuevo año. Enero, el mes ideal para tomar nuevos caminos, nuevas vivencias y dentro de lo posible… Cambiar de hábitos. 

¿Tú también te has propuesto un nuevo cambio en tu rutina? Dejar de fumar, empezar a hacer uso de esa inscripción al gimnasio o quizás pensar más en el medio ambiente. Nosotros nos sumamos a muchos de ellos, pero a este último más, porque Tuawa nació de querer cuidar el planeta y convertirlo en un lugar más sostenible. Así que… ¿Por qué no añades a este propósito sumarte al Reto 7 días zero waste de Tuawa?

Un reto de siete días que puede cambiar el mundo

Esa famosa frase de Neil Armstrong de “un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad” nos inspira a hacer pequeños cambios en nuestras vidas que puedan tener un gran impacto. En este caso, en Tuawa esperamos que ese impacto sea positivo para las generaciones actuales y para las futuras. Un cambio que permita frenar el cambio climático que estamos viviendo y que dé un respiro a la Tierra. 

Te proponemos un reto… Un reto que va a suponer un gran impacto positivo en la economía circular, en el medio ambiente y no menos importante en tu vida. 

Hablamos del reto de siete días siendo zero waste. ¿Todavía no sabes qué es el zero waste? Te contamos de qué trata y cómo poder convertirlo en un nuevo estilo de vida. ¡Comenzamos!

¿Qué es el zero waste?

En 2008, fruto de una tesis doctoral, apareció el término zero waste. Un concepto que se ha convertido en un movimiento social y una filosofía de vida para muchas personas. 

El zero waste, o residuo cero, consiste principalmente en reducir al máximo los residuos y basura que generamos diariamente. Es un concepto que engloba todos los actos que se puedan llevar a cabo para la reducción y reutilización de objetos y productos, de forma que consigamos reducir notablemente el impacto que nuestro consumo tiene sobre la naturaleza. 

Cómo ser zero waste

Según Naciones Unidas, cada año se generan en el mundo cerca de 11.200 millones de toneladas de residuos. Un volumen tan elevado que hace imposible su gestión y tratamiento. ¿Cuál es el resultado? Más de un tercio de estos residuos terminan en mitad de la naturaleza, contaminando los océanos, el agua, las montañas e incluso la salud humana. 

Así que aquí van cuatro consejos para comenzar con este reto zero waste, que puede durar siete días, un mes o quizás toda la vida… ¡Tú eliges!

Las 3 Rs se transforman en 5 Rs

Las 3 Rs son el principio del cambio, seguramente hayas escuchado hablar de ellas. Hacen referencia a los términos reducir, reutilizar y reciclar. Sin embargo, la necesidad de dar un pasito ha dado paso a 2 Rs más: 

  • Rechaza lo que no necesitas.
  • Reduce lo que utilizas, ¿realmente necesitas tantas cosas?
  • Reutiliza, haz el cambio hacia lo reutilizable. Encuentra alternativas que puedas utilizar muchas veces.
  • Recicla, si hay productos y objetos que no puedes reducir ni rehusar… ¡Recíclalos y dales una segunda vida!
  • Rot: hace referencia al compostaje, esto es dar un paso más en este reto si tienes la posibilidad. 

Algunos cambios para ser zero waste

La teoría siempre debe ir de la mano de la práctica, así que te contamos algunos trucos y cambios que puedes implementar en tu vida para conseguir pasar esos siete días zero waste. 

  1. Compra en el mercado: compra los productos frescos que necesites en el mercado. Estos productos están libres de plásticos, así reducimos la producción de residuos. ¡Recuerda llevar tu bolsa de la compra reutilizable! 
  2. A granel: al igual que en el mercado, la compra a granel ayuda a comprar solo las cantidades justas que vamos a consumir. 
  3. El agua en botella reutilizable: di adiós a las botellas de plásticos desechables y dales el cambio por botellas mucho más duraderas como botellas de cristal reutilizables que podrás rellenar una y otra vez sin problema.
  4. Una higiene personal más eco: existen alternativas muy recomendables para reducir el uso de productos de higiene personal desechables. Por ejemplo, discos desmaquillantes de tela, desodorantes naturales o champús y geles en formato pastilla. 
  5. Compost: con los restos orgánicos que generes (peladuras de verduras, restos de comidas, etc.), puedes generar compost en casa. Si no contemplas esta opción, intenta destinar estos residuos a su contenedor correspondiente. 

Sabemos que de primeras puede ser un reto complicado, si te atreves a llevarlo a cabo te darás cuenta de que generamos muchos residuos a lo largo de nuestro día. Quizás ser consciente de esta problemática sea un aliciente para prolongar este reto durante mucho más tiempo. ¡Súmate al cambio y hagamos del planeta un lugar mejor en el que vivir!

Comparte este contenido con otras personas: