El agua filtrada en la restauración

La alternativa sostenible al agua en botella lleva años entre nosotros, pero su uso todavía no está del todo generalizado, y la restauración puede ser su paradigma.

La hostelería tiene un papel fundamental en la sociedad española, y pueden servir como modelo de consumo de agua filtrada para restaurantes y bares en lugar de embotellada. El reto no es trivial, actuar como prescriptores en este ámbito puede suponer un alivio para nuestro planeta. Concretamente, un ahorro de 590.000 toneladas de CO2 a la atmósfera y siete millones de litros de agua si todo el sector hostelero se sumara al agua filtrada. Los datos hablan por sí solos, ¿verdad?

Más limpia, más saludable

Además de mejorar el sabor del agua del grifo, especialmente importante en zonas de costa en las que el agua tiene un sabor más fuerte, debido a la presencia de cal en las cuencas, la filtración permite eliminar hasta el 95% de las impurezas del agua del grifo, preservando todas las propiedades naturales del agua y sus sales minerales, como el calcio o el magnesio.

Esto ya de por sí hace este agua más saludable que la embotellada. Un agua limpia, ecológica y comprometida con la preservación del medio ambiente. Y es que cada vez más personas priorizan una alimentación cuidada, limpia y sostenible, una responsabilidad con el planeta, pero también con nuestra salud.

El sector de la restauración: un compromiso con la sostenibilidad

Al igual que la gastronomía es cada vez más sostenible y mira más dentro de nuestras fronteras, el agua también quiere volverse kilómetro cero. Nuestros restaurantes apuestan por crear platos de proximidad con productos locales y de temporada como una manera de contribuir a la preservación del medio ambiente y de reducir el impacto de los transportes que desplazan la comida. Y esto cobra mucho sentido cuando hablamos de agua. Algo tan fácil como abrir el grifo contrasta con todo un proceso de producción, embotellado y desplazamiento en el caso del agua embotellada. Además del uso de plástico provocado al ofrecer agua embotellada diariamente, la reducción de la huella de carbono es otro de los grandes beneficios para los restaurantes y la sociedad en general.

¿Y por qué sabemos que el agua filtrada es la mejor opción en los restaurantes? Te lo contamos en cinco motivos:

  • Ahorro económico. Es inevitable, el agua embotellada conlleva un gasto elevado. Y es que el proceso de fabricación y distribución es extenso: embotellamiento, transporte, almacenamiento, refrigeración… Si multiplicamos esto por la cantidad de botellas que se sirven cada día en un restaurante, el coste es enorme, sobre todo en comparación al agua filtrada.
  • Almacenamiento. Al hilo del anterior punto, guardar todas las botellas de agua que se pueden consumir en un día en un restaurante requiere de un gran espacio. Sin embargo, en el caso del agua filtrada, el espacio necesario se reduce notablemente ya que las botellas de cristal utilizadas para servir el agua se reutilizan una y otra vez para los distintos comensales.
  • Sostenibilidad, sin plásticos. Los restaurantes deben ser aliados en la batalla contra los plásticos de un solo uso. Si las botellas de agua desaparecen, los residuos diarios se minimizan en gran medida.
  • Pureza asegurada. El agua es el elemento esencial en cualquier restaurante, y aunque pueda pasar algo desapercibida, no se debe descuidar. El tratamiento y filtración del agua del grifo, como ya hemos visto, da como resultado la mejor agua que se puede ofrecer a los clientes. Un sabor neutro agradable, pH equilibrado y dureza del agua eliminada, en definitiva, un agua saludable, fresca y 100% limpia.
  • Temperatura del agua. Las máquinas de filtrado incorporan también un sistema de refrigeración y caldeo del agua sencillo y eficiente. Así, el cliente puede decidir si quiere agua del tiempo o fría, sin necesidad de recurrir a los cubitos de hielo.

Tuawa: agua filtrada en la restauración

La solución de agua filtrada para el sector de la restauración que ofrecemos en Tuawa es una fuente de filtrado para restaurantes totalmente equipada para atender todos los servicios diarios. La máquina filtra y refrigera el agua directamente de la red al instante. Ofrece tres opciones de temperatura, agua a -3º, agua del tiempo o mezcla.

Sin necesidad de ningún tipo de obra, la fuente filtra hasta 70 litros de agua cada hora y dispone de dos tiradores. ¿Y lo mejor? Para una media de 100 servicios diarios, puede ahorrarle a un restaurante hasta un 60% de gasto en agua y unos 7.000 euros anuales.

La fuente para restauración de Tuawa es una herramienta perfecta para los restaurantes que quieren ofrecer a sus clientes un agua de la mejor calidad al tiempo que cuidan del medio ambiente, contribuyendo a la disminución de la huella de carbono y la huella hídrica.

Menos emisiones, menos residuos, menos transporte. Más sostenibilidad, ejemplo y salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × dos =